VALDIVIA, CAPITAL CULTURAL DE AMERICA 2016/THE INTERNATIONAL BUREAU OF CULTURAL CAPITALS -MARTES 10 JUNIO 2014 historiadevaldivia.chile@gmail.com HISTORIA DE VALDIVIA - CHILE: EL FEDERALISMO EN VALDIVIA

EL FEDERALISMO EN VALDIVIA

**NOTA
ESTE TRABAJO ESTÁ SUJETO A MODIFICACIÓN Y ATENTO A VUESTRA COLABORACIÓN. 
LOS DETALLES, FUENTES  Y ANTECEDENTES PERSONALES SON RESGUARDOS DEL AUTOR.
SI USTED COPIA ESTE MATERIAL DEBE CITAR LA FUENTE:
http://historiadevaldivia-chile.blogspot.com [HISTORIA DE VALDIVIA-CHILE]

En 1823, bajo el segundo Gobierno de Bernardo O’Higgins, Juan Egaña Risco, redacta la Primera Constitución Política de Chile que establecía un Parlamento Bicameral y el Director Supremo debía durar 8 años en su cargo. Esta Constitución fue rápidamente desconocida y rechazada y acrecienta el descontento popular contra O’Higgins quien había gobernado con leyes dictatoriales y duras, lo que provoca su abdicación y su posterior exilio.
En consecuencia, en 1824, la Junta de Gobierno le solicita al Ilustre José Miguel Infante para que redacte una nueva Constitución Política. Este lo hace, y cuya Carta Fundamental instituía, la República Federal – como la de Estados Unidos de América; y se eligió como Primer Presidente de la República a Don Manuel Blanco Encalada. Esta Constitución fue declarada como impracticable e improcedente. José Miguel Infante se auto exilia en Valdivia y, gracias a sus ideales federalistas, en Valdivia, encuentra una gran aceptación.
Así, el Federalismo es abrazado por los valdivianos y ésta establecía una Organización Federal que permitiera la partición de las provincias con sus propias autoridades en los gobiernos locales. En consecuencia, en Valdivia se debía crear una Provincia Federal.
Los valdivianos vieron en las ideas federalistas, una salida a sus problemas sociales, económicos y aislamiento dejada tras la Toma de Lord Cochrane, que luego de saquearla, simplemente la abandonan, y como si fuera poco, en santiago, se vivía una crisis política y anarquía.
Los valdivianos sacuden su odio al sometimiento a Santiago, abrazando para sí el Federalismo con el entusiasmo propio del orgullo.
Valdivia, consideraba que después de 1820 -Toma de Valdivia- había sido rebajada como ciudad a los más serviles destinos y, de haber hecho con ella cuánto había sido declarado privativo de la ‘Tiranía española’. Esto había hecho endurecer el entusiasmo por la Patria y, añorar, en la mayoría, la tranquilidad cortesana de los tiempos del irlandés Juan Clarke y Springham (Coronel de los Reales Ejércitos y Gobernador Real de Valdivia, 1795-1807. Muere el 15 agosto de 1807) durante la Reconquista.
El 4 de julio de 1827, los valdivianos creen por convencimiento que solamente el sistema Federal es el que hará feliz a Chile. Saben que sin El ‘muy poco vale la Libertad del Ciudadano, principalmente de aquellos que habitan los Paises lejanos de la Capital’
Tras ésta, la Municipalidad de Valdivia, en 1828, estampaba en la Sesión del 5 de enero, una frase clara: ‘¿Hay alguna razón por la cual se crean reconcentrados en sólo la capital de la República, los hombres que han de mandar las Provincia?’
Las palabras del Juez Judas Tadeo Urrutia –acerca de los valdivianos- describía ‘al espíritu fanático que reina ilimitadamente en casi todos los hijos de este pomposo país’ y agregaba, ‘resultando de tan equivocado concepto de la clave de provincialismo que ellos adoran, las ridiculeces de titularnos chilenos o foráneos, al ciudadano de la República que no es valdiviano, y profesarle un odio mortal, y con especialidad a sus mandatarios’

Valdivia fue tildada, despectivamente por los patriotas de haber sido presidio durante la dominación española, en cuanto había sido recuperada, bajo el imperio de la Dictadura de O’Higgins (sirvió como lugar de destierro para destacados Carrerinos).

El 26 de junio de 1827, se hace la primera publicación del "Valdiviano Federal", editado por el Presbítero Manuel Maturana y los hermanos: Rafael y Cosme Pérez de Arce Henríquez (sobrinos de Fray Camilo Henríquez). El manuscrito estaba a cargo de José Ventura de la Fuente. Todos los ejemplares se repartían con mucho sacrificio económico ya que Valdivia estaba sumida en la miseria misma. Aun así ‘El Valdiviano Federal’ llegaba hasta Santiago a manos del propio impulsor del federalismo en Chile, Don José Miguel Infante. Este hizo imprimir en Santiago mismo un periódico con el mismo nombre ‘El Valdiviano Federal’, cuyo primer número apareció el 1 de diciembre de 1827 (en Santiago). El diario siguió publicándose en la Capital hasta 1844 (un día después de la muerte de José Miguel Infante). Cada publicación se encargó de recordar a las autoridades de Santiago la existencia de su más abandonada Provincia.
Mientras el Federalismo asomaba como la panacea dorada en todo Chile y que haría la felicidad eterna de la Nación; en Valdivia, ésta, tomó cuerpo en forma inusitada y sorprendente. El 10 de febrero de 1826, en Valdivia se constituye la Primera Asamblea y comunicando al Congreso Nacional de su constitución cuyos miembros son:

PRIMERA ASAMBLEA PROVINCIAL

*PRESIDENTE ELECTO: Rafael Pérez de Arce Henríquez (sobrino de Fray Camilo Henríquez)
*DIPUTADO: Francisco Javier Castelblanco de la Jara
*SECRETARIO: Félix de Alvarado y Luque
*INTEGRANTES: Víctor Jaramillo Vargas, Juan Ángel Agüero y Guarda, Antonio Adriazola y Carrión, Manuel Jaramillo Negrón, Juan Francisco Adriazola y Lorca, José Manuel Arcos, Manuel Carvallo Pinuer, José María Corvalán, Ventura de la Fuente y García, Rafael Gómez Campillo, Vicente Gómez Lorca, Niclás Jaramillo Agüero José Honorato Díaz, José María de Lorca y Vega Bazán, Ramón Camilo de Lorca y Santillán, Diego Plaza de los Reyes Navarro y Cosme Pérez de Arce Henríquez y Juan Manuel de Lorca y Vega Bazán.
El Padre Gabriel Guarda, en la monumental Nueva Historia de Valdivia, señala que esta Asamblea Provincial funciona desde Noviembre de 1826 a 1831; donde el 18 de Noviembre, esta Asamblea produce un manifiesto de 7 puntos, declarando que toda persona de representación que no haya jurado su patriotismo está privada de los derechos ciudadanos, no pudiendo obtener ningún puesto público; que para calificarse requiere hacer una solicitud "abjurando o desechando la dominación del Rey de España y ofreciendo sus interese y aptitudes físicas y morales al servicio patrio"; esta diligencia se juzga indispensable para todo el que hubiere obtenido empleos bajo la dominación española, salvo "que hayan dado a conocer su comportación y entusiasmo por la causa pública y no habiendo alguna sospecha privada", caso en que podían ser calificados por el Intendente -Coronel Ramón Picarte-; si la autoridad notaba algún sospechoso, se le calificaría según cada caso, conminando a todos al inmediato cumplimiento de la calificación.
En Noviembre de 1826 Pedro de Mena, Diputado por Valdivia, escribía desde Santiago al Intendente Ramón Picarte indicándole las atribuciones de la asamblea Provincial, "pero esto lo lograrán -decía- poniendo sus reparos a la Constitución (...), y con más razón si el sistema de federación no es moderado y lleno de filantropía, pues esa Provincia no puede subsistir por sí, y menos ponerse al nivel de las demás, que abundan las ventajas, si la Cja General no les suministra anualmente la suma de dinero (...) pues de lo contrario, lejos de ser ventajoso el sistema de federación para Valdivia, lo sería para su mayor exterminio"; en Agosto reiteraba su impresión respecto a lo gravoso del sistema, agregando: "descansa que no se planteará, porque de las provincias creo que sólo Valdivia lo desea ¿será por ser más vasta en recursos!.
La Corporación proclamaría en junio de 1827: "la Asamblea y los habitantes de Valdivia cree por convencimiento que sólo el Sistema Federal es el que más hará feliz a Chile; saben que sin él muy poco vale la libertad del Ciudadano, principalmente de aquellos que habitan países lejanos de la capital".

Además, el 18 de septiembre de 1826, habían sido elegidos SENADORES DE VALDIVIA:
* José Miguel Infante (padre del federalismo en Chile)
* Presbítero Isidro Pineda (entusiasta y orgulloso de su cargo)
* Carlos Rodríguez Ordoíza (llegaría a ser Vicepresidente de la República)
Además se refunda la Ciudad de la Unión (antes llamada de Los Llanos).
El Valdiviano Federal mantuvo varios problemas entre sus editores y el Gobernador Político y Militar de Valdivia, Ramón Picarte. Los editores le hacen ver a Picarte, todos sus descontentos de las decisiones tomadas por el Gobierno para con nuestra ciudad que no había dado crédito a las necesidades de los valdivianos. Para los editores del Valdiviano Federal, Picarte era el legítimo representante de ese Gobierno, por tanto, era responsable del descontento generalizado de los valdivianos.
‘El primero y principal motivo de donde emanan los males y miserias de Valdivia, es la falta de dinero efectivo desde que fue tomada por las armas de la Patria en 1820, tras la Toma de Cochrane (...) palabras dichas en 1823 por Rafael Pérez de Arce Henríquez ante el propio Gobierno Supremo en Santiago.
La ruina de la Provincia de Valdivia comenzó a desarrollarse paralelamente a la consolidación de la Independencia desde que Lord Cochrane reconquistara para Chile la entonces importante Plaza Militar de Valdivia entre 1820 y 1830. La decadencia aparece en este periodo.
Tras el orden interno de carácter político, y vuela a la normalidad y a las actividades productivas en toda la República, en Valdivia, desaparece hasta el último vestigio de vida y parte de su historia y pasado orgulloso. Desplome que durará hasta la llegada de los inmigrantes alemanes a partir de 1846.
Valdivia queda reducida a sus manifestaciones de protestas constantes frente al severo régimen impuesto por la institucionalidad de Diego Portales en todo Chile. La Sociedad Valdiviana, aguardó pacientemente su liberación…ésta llegará de la mano de los alemanes en Noviembre de 1850.
Por Ley del 30 de agosto de 1826, se crea la Provincia de Valdivia, siendo Gobernado de la ciudad, el Coronel de Artillería don Ramón Picarte y Castro, un ferviente impulsor en la creación de la Provincia (pese a su delicado estado de salud, mas, un gran conocedor del pasado y orgullo de los valdiviano).

CONTEXTO HISTORICO DE CHILE
…Ante la renuncia de Freire, el nuevo Congreso designó como Presidente provisional a Manuel Blanco Encalada, y como vicepresidente a Agustín Eyzaguirre. Ambos gozaban de prestigio por su actuación en el proceso de independencia. Con la formulación de estos cargos, dejó de existir el de Director Supremo, por lo que Blanco Encalada fue el primer Presidente de Chile.
El 11 de julio de 1826, el Congreso adoptó el federalismo y dispuso que se redactara una nueva Constitución. El federalismo, dado a conocer principalmente por la delegación diplomática de Estados Unidos que llegó a Chile en 1824 -luego de que ese país reconociera la independencia de los países de la región-, respondía a los deseos de autonomía de las provincias de Concepción y Coquimbo, en oposición al centralismo de Santiago.
Mediante algunas leyes, se dividió el país en ocho provincias -Coquimbo, Aconcagua, Santiago, Colchagua, Concepción, Valdivia y Chiloé-, cada una, con una asamblea dirigida por intendentes nombrados por los cabildos. La designación de los cabildos, los gobernadores de departamento y los curas párrocos era por elección popular.
El mandato de Blanco Encalada, que se había iniciado el 9 de julio de 1826, solo duró hasta septiembre, cuando renunció debido a los desacuerdos que tuvo con el Congreso para resolver la crisis que afectaba al país. Su sucesor, Eyzaguirre, no tuvo mejor suerte. Era muy difícil gobernar sin fondos para pagar los sueldos de los empleados públicos y el ejército, que además se amotinaba continuamente. Tampoco contaba con los medios legales para ejercer su autoridad, porque el federalismo había desarticulado la administración, y el Congreso se arrogaba la hegemonía total.
A lo anterior, se sumaba el clima de inseguridad y agitación provocado por las elecciones populares que se realizaban en las distintas provincias.

EL GOLPE DE ESTADO
El 25 de enero de 1827, el General Enrique Campino (1828, Intendente interino de Valdivia) dirigió un golpe de Estado, inducido por los federales extremistas. Movilizó a las tropas de Santiago y entró en el Congreso apresando a los diputados más conservadores, los llamados “pelucones”, y a Diego Portales y sus aliados, denominados “estanqueros” -por la concesión del tabaco, naipes, té y licores que le concedió Ramón Freire-, que también planeaban un golpe de Estado.
Desde la prisión, Portales logró que el mayor Nicolás Maruri encabezara una contrarrevolución. Campino y los militares que lo acompañaron fueron apresados.
Finalmente, Eyzaguirre renunció ante el Congreso, que nombró provisionalmente a Freire como Presidente y a Francisco Antonio Pinto como vicepresidente. Durarían en sus cargos hasta el 1° de julio de 1829, fecha en la deberían estar elegidos los nuevos mandatarios de acuerdo a la Constitución que se dictaría.
…Así, hacia 1826 las ideas federales comenzaron a tener verdadero peso político entre las provincias. La gran influencia que ejercían los regímenes federales americanos, como México y los Estados Unidos, hizo que cualquier indicio de progreso de ambas naciones se atribuyera al federalismo y a su respectiva división político-administrativa. Sin embargo, la idea de dividir el espacio en una multiplicidad de unidades administrativas de menor extensión no provino solo del modelo norteamericano. Más bien, dicho ejemplo tuvo mayor significación en Chile dentro de un contexto de ansias descentralizadoras, que tendió a confundirse, equívocamente, con el sistema federal.
Las circunstancias en que se encontraba el país en los inicios de 1826 ayudaron a que las ideas federales alcanzaran su punto culmine aquel año. La ausencia de Ramón Freire del gobierno hizo que se delegara el Poder Ejecutivo en un Consejo Directorial, cuyo principal mandatario fuera el máximo exponente del federalismo en Chile, José Miguel Infante. Dicho aspecto contribuyó a que estas ideas fueran puestas sobre el tapete de la discusión política e incentivó su promoción entre los legisladores, de manera que fue en este período cuando el federalismo obtuvo sanción a través de normas que pretendieron organizar el país bajo un régimen federal, entre ellas, la promulgación de la primera división político-administrativa republicana.
Los roces interprovinciales contribuyeron a generar el ambiente para la aceptación generalizada del federalismo, en la medida que este proporcionaba a las provincias mayor libertad y autonomía frente al gobierno central. En este escenario, José Miguel Infante expresó, en el momento de firmar el decreto que instauraba el federalismo en la república, que ‘este es el día en que empiezan a temblar los tiranos, y los hombres libres a llenarse de contento al oír Federación’. Para otros legisladores, como el senador Lazo, el paso significaba, como afirmó en julio de 1826…‘un antemural contra la opresión y la mejor garantía de la libertad de los pueblos. ¿No hacen trescientos años que Chile está bajo el sistema unitario, primero bajo la dominación de un déspota, y después bajo el gobierno patrio? ¿Cuáles son las ventajas que hemos notado? ¿Cuáles las mejoras y derechos que han obtenido los pueblos?’.
Las aspiraciones de libertad y democracia, que aquí se muestran de forma evidente, hicieron que se pensara en dividir el territorio en secciones de menor extensión para lograr mayor transparencia y una efectiva fiscalización de las autoridades regionales, lo que repercutió en que las provincias buscaran un sistema de administración interna a través de la elección directa de cuerpos representativos, como las asambleas provinciales. A diferencia del federalismo norteamericano, el chileno constituía una herramienta descentralizadora con miras a la autonomía provincial. El mayor fraccionamiento del espacio se convertía así en una medida fundamental, que permitía reorganizar el territorio según un modelo moderno de administración, desligándolo de la antigua gestión colonial al, también, circunscribir a los ciudadanos en jurisdicciones geográficamente delineadas con fines de representación nacional.
…El decreto que implantaba la división de la república, el 31 de enero de 1826, estableció:
‘Convencido el gobierno de la necesidad de dividir el territorio de la república en un mayor número de provincias, y satisfecho de la persuasión general de todos los chilenos, por la justicia y conveniencia de esta medida, habiendo considerado con la más detenida meditación sobre el mejor modo de verificarlo, en el que pudiesen conciliarse los intereses y ventajas de todas las provincias, procurando evitar no solo los perjuicios reales, sino hasta los pretextos de quejas o reclamaciones que la aprensión de antiguos celos o rivalidades pudiesen sugerir y habiendo tomado sobre el particular, informes de las personas y corporaciones mas imparciales, y del más conocido e ilustrado patriotismo, ha venido en decretar la división del territorio…'

**NOTA
ESTE TRABAJO ESTÁ SUJETO A MODIFICACIÓN Y ATENTO A VUESTRA COLABORACIÓN. 
LOS DETALLES, FUENTES  Y ANTECEDENTES PERSONALES SON RESGUARDOS DEL AUTOR.
SI USTED COPIA ESTE MATERIAL DEBE CITAR LA FUENTE:
http://historiadevaldivia-chile.blogspot.com [HISTORIA DE VALDIVIA-CHILE]

Fuente:
* Historia de Valdivia 1552-1952. Fernando Guarda Geywitz. Imprenta Cultura, 1953
* Julio César Avendaño. Recopilación Personal. http://historiadevaldivia-chile.blogspot.com
* Constitución Federal 1826. http://www. educarchile.cl
* La Primera División Político-Administrativa de Chile, 1811-1826. María Carolina Sanhueza. Historia (Santiago). Versión Online
* El Valdiviano Federal y el Federalismo en Valdivia. Fernando Guarda Geywitz. Boletín de la Academia Chilena de la Historia, 1956