http://historiadevaldivia-chile.blogspot.com/ historiadevaldivia.chile@gmail.com HISTORIA DE VALDIVIA - CHILE: IGLESIA DE VALDIVIA 3

IGLESIA DE VALDIVIA 3


**NOTA
ESTE TRABAJO ESTÁ SUJETO A MODIFICACIÓN Y ATENTO A VUESTRA COLABORACIÓN. 
LOS DETALLES, FUENTES  Y ANTECEDENTES PERSONALES SON RESGUARDOS DEL AUTOR.
SI USTED COPIA ESTE MATERIAL DEBE CITAR LA FUENTE:
http://historiadevaldivia-chile.blogspot.com [HISTORIA DE VALDIVIA-CHILE]

LA DIÓCESIS
Con la creación del Obispado de Ancud en Febrero de 1845 (tras fracasado intento de creación en 1741), el Obispo Juan Donoso, consagrado en 1849, realiza su visita pastoral a Valdivia, prioridad que se mantendrá con los siguientes sucesores.
Monseñor Ramón Ángel Jara Ruiz, en la suya, al año siguiente de su consagración, en 1898, junto con advertir el desarrollo, número de habitantes, y la persistencia de problemas, advierte la urgencia de un aumento de asistencia espiritual, dotando a la ciudad de prelado; la Diócesis de Ancud había sido creada durante la mayor decadencia de Valdivia, hacía 50 años atrás; entre tanto la ciudad había devenido a ser la principal de su jurisdicción, necesitando urgentemente ser sede episcopal; antes de que ello se concrete, Mons. Jara regularmente reside en Valdivia, construye el Palacio Episcopal, usando para los pontificales la Iglesia San Francisco, mientras inicia la construcción de la Catedral, encargada a su hermano, Arquitecto Agustín Jara Ruiz.
En 1910, se crea la Gobernación Eclesiástica de Valdivia, designado primer Gobernador Mons. Augusto Klinke, Obispo titular de Preconesso desde Febrero anterior.

Mons. Augusto Klinke, había nacido en 1870 en Bradfforf, en el Imperio Austro-Húngaro, llegado a Chile siendo un niño; ordenado en Junio de 1893 por el Obispo Agustín Lucero; se había distinguido por su inteligencia, fervor y como Profesor del Seminario, donde había atesorado una magnífica biblioteca; hablaba alemán, español, francés, italiano, inglés, latín y griego. Asume como Gobernador Eclesiástico en Junio de 1910 hasta 1925. En 1926 reasume por el motivo de que la ciudad había sido erigida en Administración Apostólica, permanece hasta 1928, en que renuncia. Fallece trágicamente en el incendio del Obispado, en Abril de 1932; “vivió la paz de sus últimos años haciendo la caridad, a medida que le era posible, a los necesitados que extendían la mano en demanda de amparo”. Desde Octubre de 1928 le sucede Mons. Guido Beck de Ramberga, Obispo titutal de Mastaura, hasta Junio de 1931 –hasta 1942-, en que asume Mons. Teodoro Eugenín Barrientos, religioso de los Sagrados Corazones, consagrado Obispo de Gerisso en Mayo de 1930.

DIOCESIS DE VALDIVIA
Erigida la Diócesis el 8 de Julio de 1944, Pío XII designa como Obispo a Mons. Arturo Mery –Obispo titular de Parnaso-, su madre, doña Paulina Beckdorf Alvarado, pertenecía a una honorable familia valdiviana; desempeña el cargo hasta Abril de 1955, en que es promovido a Arzobispo de Fasi y Coadjuntor de Concepción. Le suceden: Mons. José Manuel Santos Ascarza, desde Diciembre de 1955 hasta Mayo de 1983, en que es promovido a Concepción; Mons. Alejandro Jiménez Lefeble, desde Diciembre 1983, hasta Febrero de 1996, en que le sucede Mons. Ricardo Ezzati Andello, desde 8 Septiembre 1996 hasta 2001, año en que es promovido a Arzobispo de Concepción –actual Arzobispo de Santiago-; Mons. Ignacio Ducasse Medina, desde 2002.

A partir del 8 Julio 1944, la antigua Iglesia Mayor, es consagrada a Catedral  por Decreto de la Santa Sede, donde Nuestra Señora del Rosario es declarada Patrona de la Diócesis de Valdivia, y Patrona de la catedral. Su fiesta patronal se celebra en Octubre -7-, Festividad instituida por el Papa Gregorio XIII en 1573 (el 2 de Octubre de 1813, el Cabildo proclama Patrona de las Armas Reales a la Virgen del Rosario, Patrona de Santa María la Blanca de Valdivia)

PARROQUIAS DIOCESIS VALDIVIA
La Diócesis de Valdivia cuenta con 17 Parroquias distribuidas en dos Decanatos: San Antonio Abad –Valdivia y Corral-, y San José –comunas de Región-, y 4 Cuasi Parroquias (2011):

PARROQUIAS DECANATO SAN ANTONIO ABAD, Valdivia
* PARROQUIA Nuestra Señora del Rosario, Catedral de Valdivia
* Rectorial San Francisco, ex convento San Francisco, desde 2006
* PARROQUIA SAGRADO CORAZON DE JESUS, data de 1860
* PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED, ubicada en Barrios Bajos, calle Bueras, Iglesia (Parroquia la Merced), data desde 20 Febrero 1908. La Parroquia de Nuestra Señora de La Merced, ubicada en Aníbal Pinto, es posterior al terremoto del 22 de Mayo de 1960.
* PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN, de Collico, data de 1920
* PARROQUIA CRISTO REY, pertenece a la Congregación Preciosa Sangre. Cuenta con el Centro Comunitario San Juan Bosco
* PARROQUIA PRECIOSA SANGRE, data desde 1963
* PARROQUIA SAN PÍO X, data de 1972
* PARROQUIA SAN PABLO, data de 1972
* PARROQUIA SANTOS JUAN Y PEDRO
* PARROQUIA DEL BUEN PASTOR, data de 1996, Las Ánimas
* PARROQUIA SANTA INES DE ISLA TEJA
* SECTOR COSTERO SANTA INES DE NIEBLA
* PARROQUIA DE LOURDES, en Las Ánimas, data de 1997.
* PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL TRANSITO DE CORRAL, data de 1860

PARROQUIAS DECANATO SAN JOSÉ, COMUNAS DE LA REGION
* PARROQUIA SAN JOSE DE LA UNIÓN, en la ciudad de La Unión, data de 1850.
* VICE PARROQUIA INMACULADA CONCEPCION DE ANTILHUE, data de 1860. Se construye en terrenos donados por Eleodoro Agüero Vío, Diciembre 1912.
* PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES DE PAILLACO, data de 1920.
* PARROQUIA TODOS LOS SANTOS DE LOS LAGOS, data de 1930
* PARROQUIA SAN CONRADO DE FUTRONO, data de 1936
* VICARÍA SAN PEDRO DE LAGO RANCO, a cargo de las Hnas. Sagrados Corazones de Río Bueno
* Vicaría Nuestra Señora de Lourdes de reumen
* PARROQUIA INMACULADA CONCEPCION DE RIO BUENO

Aunque en 1859 se proyecta un Seminario Mercedario, para el que la Municipalidad, cede un terreno, donde hoy se ubica el Instituto Salesiano. (Casa de Ejercicios de La Merced, legada por Mons. Francisco de Paula Solar; Mons. Ramón Ángel Jara la cede en 1901 a los Carmelitas Descalzos), la fundación no se concreta; como tampoco la de la Compañía de Jesús (la idea debe enfrentar gran oposición por las fuerzas del “liberalismo”). La fundación de la Congregación del Verbo Divino, intentada en 1900, se concreta sólo en 1911, en la Parroquia de Osorno –con el P. Federico Rademacher como primer Rector, desde Mayo 1911. La conservan hasta Febrero de 1966.
En virtud del acuerdo del Obispo Jara con el visitador de los carmelitas descalzos, en Noviembre de 1912, arriba esta orden, que permanece los 20 años siguientes; recibe los edificios de la casa de Ejercicios de La Merced, con el compromiso, en virtud del mandato del donante, el Obispo Solar, a dar misiones y establecer una escuela para niños pobres. En Noviembre arriban los padres Agustín, Félix y Venancio, se celebran solemnes funciones, y en Febrero de 1902 el general confirma la fundación; dos años después asumen la Parroquia Matriz, atienden otras, crean cofradías, servicios de asistencia social, predican misiones, entablan una escuela nocturna y fomentan la prensa católica. Por decisión del Obispo Antonio Castro deben dejar este apostolado en Marzo de 1920.

INSTITUTO SALESIANO DE VALDIVIA
Los padres salesianos Héctor Salaberry, Silvio Romoli y el Coadjuntor Luis Berrote, llegan en Febrero de 1906, a asumir la dirección del Instituto Comercial; Sin embargo, el colegio había sido fundado por Mons. Ramón Ángel Jara Ruiz el 21 Mayo 1903. Resulta destruido por un incendio en Mayo de 1914, su reconstrucción brinda la oportunidad de demostrar el afecto de los habitante: con el apoyo del Obispo Kilnke a los cuatros meses inauguran el nuevo edificio, planificado por el Arquitecto P. Bautista del Buono Musso; animan varias otras obras religiosas y sociales.
“En 1903 era Obispo de Ancud Monseñor Ramón Ángel Jara Ruiz, profundamente ligado a la Congregación Salesiana, por ser Director de los Cooperadores Salesianos, vio la necesidad de crear un Instituto de Educación Católica para lograr la transformación social y religiosa de este resto de territorio.
Así fue como el 4 de Mayo de ese mismo año, reúne a un grupo de damas de la ciudad Valdiviana, pidiéndoles apoyo para su iniciativa. Pocos días después el periódico “El Correo de Valdivia” comunicaba a la población la realización del proyectado Instituto, señalando el comienzo de las matrículas y la inauguración oficial de las actividades para el 21 de Mayo.
El Obispo confió la dirección del instituto a un excelente y muy preparado Sacerdote de nacionalidad alemana, Pbro. Agustín Dierich. Finalizado el año 1905, el Obispo pudo constatar que, a pesar de toda su buena voluntad y dedicación, el Padre Agustín no podía dedicar todo su tiempo al Instituto, pues era, además, Párroco de la ciudad y Capellán del Ejército. Por eso, pide a los superiores de la Congregación Salesiana se hagan cargo del Instituto.
El Consejo Inspectorial acordó enviar como Director al Padre Luís Héctor Salaberry y como acompañantes le fueron asignados el Padre Silvio Romoli y el Hermano Luís Berrote, quienes llegaron a Valdivia el 16 de Febrero de 1906. Pocos días después de la apertura de la Casa Salesiana se sumó a la Comunidad fundadora el Salesiano Luís Kriegesmann Brehn.
Hasta 1920 el Instituto Salesiano siguió siendo “Comercial”. A partir de ese año, se se integró la Enseñanza Científico – Humanista. El año 1936, egresan los últimos alumnos de comercio”

MARIA AUXILIADORA DE VALDIVIA
Las Hijas María Auxiliadora, se funda en 1936, año en que parten las Hermanas desde Magallanes para la nueva fundación de la Casa de Valdivia, a pedido del Obispo de la Diócesis , Monseñor Teodoro Eugenín, quien pone a disposición de la nueva misión un terreno para la casa de acogida para niñas pobres. El Rector Mayor de la Congregación Salesiana era el P. Pietro Ricaldone, Superiora General de las Hijas de María Auxiliadora la R.M. Luigina Vaschetti e Inspectoría de Magallanes, R.M. Luigina Piretta. Las Hermanas fundadoras de la Casa de Valdivia fueron: Sor Ágata Tempera, como Directora, quien fue acompañada por Sor Laura Ferraudo, Hermana de sólo 3 años de profesión religiosa.
El 10 de Octubre de 1936 a las 17.00 horas llegan a la Estación de Ferrocarriles de Valdivia y son recibidas por el Director del Instituto Salesiano Padre Francesco Andrighetti, acompañado de dos Hermanos Salesianos y por el Párroco de la Catedral. El día 11 de Octubre en la Capilla de la Comunidad son acogidas con una Celebración Eucarística en Acción de Gracias a Dios por la misión encomendada a Valdivia. Su primera obra es el Oratorio Festivo, hasta que el 15 de Marzo de 1937 entra en funcionamiento la "Escuela Gratuita María Auxiliadora", contando con 1º, 2º y 3º Preparatoria, con 130 alumnas. Esta Escuela también tenía sistema de internado, por la misma situación socio-económica de una buena parte de sus alumnas. El 25 de Abril de 1937 se inaugura oficialmente el nuevo local de la Escuela María Auxiliadora con la participación de autoridades civiles y eclesiásticas. En el año 1960, fecha del terremoto, ya se contaba con los 6 cursos de Preparatoria. Ese 22 de mayo de 1960, la Escuela María  Auxiliadora sufre gran deterioro general en el edificio que las cobijaba en calle Santiago Bueras, pero sin contar con víctimas fatales gracias a Dios –edificio recién inaugurado, hacía una semana antes-, cae casi completamente. Entonces la Escuela se traslada a la calle Picarte a una casa habitación que fue adecuada para que las niñas continúen su enseñanza.       Por Decreto Supremo Nº 2880 es declarado Cooperador de la Función del Estado el 27 de Julio de 1984.
Actualmente, la Congregación Salesiana, a través de su Instituto Hijas de María Auxiliadora –Provincia San Gabriel Arcángel Chile, anexada a la congregación de Buenos Aires-, cuenta con el Colegio Laura Vicuña, particular y subvencionado, y gratuito de 1º a 8º básico.

INMACULADA CONCEPCIÓN DE VALDIVIA
La más antigua misión femenina de la ciudad es la Congregación de la Caridad Cristiana de la Inmaculada Concepción -Congregación “Hermanas de la Caridad Cristiana, Hijas de la Bienaventurada Virgen María de la Inmaculada Concepción” -Religiosas de la Inmaculada Concepción. Esta congregación  llega en Agosto de 1878 al hospital San Juan de Dios de Valdivia –debe dejarlo en 1951-, fundan en 1882 el Colegio San Rafael; el 16 Marzo 1883 el Colegio Inmaculada Concepción de Valdivia; el 7 Noviembre 1907 fundan el “Asilo de Huérfanas”, después, Casa de Huérfanas y actual Colegio Nuestra Señora del Carmen; en Noviembre de 1879 recibe la visita de la fundadora, R.M. Paulina von Mallinckrodt.

También se menciona la comunidad fundada en 1887 por doña Carmen Goycolea, con hábito pardo y constituciones dada por el P. Urbano de Casola; su casa de Quinchilca se incendia en Diciembre de 1888, trasladándose a Río Bueno, para ceder en 1910 todo a las Hermanas de la Santa Cruz de Mentzingen; éstas fundan allí en Noviembre de aquel año su primera casa en Chile, con Sor Carola Herdegger de superiora, Carlota Andreoli de asistente y las Hnas. Lina Monbelli y Alejandrina Piffanter; con colaboración con los padres capuchinos, se centran en la enseñanza del indígena creando las casas ya mencionadas, y fundando un hospital en La Unión.

La primeras Hermanas Franciscanas del Sagrado Corazón llegan a Purulón en Marzo de 1936, procedentes de Gengenbach, asumiendo enseguida diversas estaciones misionales en el vicariato de la Araucanía y en el territorio diocesano. Más tarde se establecen las Franciscanas Misioneras de María, Las Hermanas de los Sagrados Corazones, de Santa Marta y de Nuestra Señora de la Consolación.

El Seminario Mayor y Menor San Fidel lo funda Mons. Guido Beck de Ramberga en Mayo de 1925 en San José de La Mariquina, con hermosos edificios junto al río Cruces –incendiados en Junio de 1993 y Febrero de 2000- y más tarde un propedéutico en el Convento San Francisco de Valdivia; recibiendo alumnos de varias diócesis.

La provincia se puebla de iglesias y capillas parroquiales y misionales: en 1864 se concluye la de Corral, mientras la de los franciscanos de Osorno, de tres naves, de Eduardo Provasoli, según Carlos García Huidobro, con la de Castro, es de las más bonitas del Sur; cuenta con un coro “tan bien acabado, tan elegantes sus adornos y tallados, y tan cómodos sus asientos, que creo sobrepujará en todo al lujoso coro de la Catedral de Santiago”

La edificadas por los misioneros capuchinos imprimen un auténtico sello al paisaje: de los padres italianos, son la de San Pablo –incendiada en 1992-, Trumao, y Quinchilca –incendiada en 1996-; en Enero de 1864 se consagra la de Pilmaiquén, o Tralmahue, obra del P. Pablo de Royo, de 41 mts. de largo por 25 de ancho. Los capuchinos bávaros construyen: Huapi, de 1903; Pucón y Meliquina, en 1908; Queule, y Molco , 1910; Nanihue y Bajo Imperial, 1911; Quillem, Boroa y Los Lagos, 1912; Calafquén, 1913; Lanco, San Patricio y Vilcún, 1914; Cudico, 1917; Huicahue y Purulón, 1918; Licán Ray, Padre Las del P. Bernabé de Lucerna, en 1920.

COFRADÍAS & ASOCIACIONES
* Archicofradía del SantísimO que en Febrero de 1878 arriendan a censo perpetuo a Germán Kresling y Santiago Straub una de sus propiedades, donada a mediados del Siglo XVIII por Pedro Rubín de Celis; a la sazón es Mayordomo Mayor Juan Manuel de Lorca; al año siguiente Atanasio Guarda Lorca está a cargo de los altares de Corpus Christi.
* Cofradía del Carmen, perdidos sus antiguos archivos, se renueva en Junio de 1906 como Semana Devota del Carmen, eligiéndose como primera presidenta a doña Carmen Castelblanco; desde 1925 lo es doña Clara de la Guarda de Lorca, y en 1935, doña Escilda Mujica García.
* COFRADIA DE LA VIRGEN DEL ROSARIO, según consta en un rótulo puesto en su imagen, es llevada a Santiago por José Manuel de Lorca en 1853, donde doña Juana María Lorca de Berganza, para ser restaurada por Ignacio Jácome –premiado dos años antes en la Exposición Nacional y en 1852, en la de Artes y Manufacturas-, siendo sustituida la cabellera y ropajes originales, de madera, por postizos.

Las peregrinaciones estivales se multiplican; varias capillas se dedican a San Sebastián, permaneciendo la de la Candelaria en Mancera, o en nuevos santuarios, como el de Quinchilca o Punucapa, inaugurado en 1884, obra del Presbítero José Brahm; la imagen la dona en 1882 doña Carmen Gómez Campillo, su ropa, doña Humiliana Carvallo de Lorca; doña Filomena Reyes de Espinosa asume el cargo de Mayordoma Mayor durante 46 años; en 1899 preside la fiesta Mons. Ramón Ángel Jara.

OTRAS IGLESIAS DE VALDIVIA
* IGLESIA LUTERANA DE VALDIVIA, o Sociedad Evangélica Alemana de Valdivia, fundad en 1887, fruto de los esfuerzos de Luis Rudloff, Pablo Springmüller, Santiago Petersen, J.H. Rothgaenger, y Enrique Presiles, cuyo directorio es el siguiente: Luis Rudloff, presidente; Springmüller, Jorge Schueler, Jorge Haverbeck y Raimundo von Stillfried, directores; avaluándose en 1912 sus propiedades en 100.000 pesos. En 1899 recibe legado de Federico Brost, entregado por su viuda, doña Francisca de la Rosa. Según revelaría el Valdivia’s Deutsche Zeitung en Abril de 1900, la fundación de la Sociedad produjo una división en el seno de la colonia alemana. U actual templo es reconstruido después del terremoto de Mayo  1960, obra del Arquitecto Javier Anwandter von Salis Soglio. La colonia alemana de Valdivia y su descendencia, aunque mayoritariamente luterana, es muy generosa en la ayuda a las instituciones católicas, especialmente de beneficencia. Entre ambas iglesias, existe una armonía y sana convivencia y respeto mutuo y recíproco. En 1914 doña Ida Klempau recolecta 15.000 pesos para la Misión de Panguipulli; Pablo Hoffmann dona otros 500, y Santiago Schueler es un fiel benefactor de los padres capuchinos –al igual que las familias, Haverbeck, Skalweit, Rudloff, Anwandter, Weiss, etc-. Según el P. Bucardo de Röttingen, en 1917 hay en la ciudad 1.806 alemanes luteranos, 636 católicos, 116 disidentes o no bautizados, y 34 ateos confesos. Desde 1976 es miembro de la Iglesia Luterana de Chile.
* COMUNIDAD JUDIA, desde la segunda mitad del Siglo XIX. Su organización comunitaria se organiza en 1924, merced a la iniciativa de Alberto Pessoa Levy, de Temuco, donde desde principios de Siglo, judíos sefarditas de rito español, procedentes de los Balcanes tenían Sinagoga; en 1927 se concreta el apoyo de la Comunidad de Concepción en lo referente a las fiestas de guardar, mientras la inmigración desde Alemania y Checoslovaquia eleva la comunidad a 150 miembros. En Octubre de 1938 inaugura su primer oratorio y adquiere un cementerio, actuando Jacobo Orlik, a falta de rabinos, como guía espiritual. A partir de 1970 el Gran Rabino de Chile, Ángel Reiman, regulariza su visita, organizando los servicios religiosos bajo la conducción de jóvenes oficiantes y seminaristas venidos de Santiago. Gravemente dañado el oratorio tras el terremoto de 1960, la Sinagoga actual se inaugura el 9 de Noviembre de 1989, gracias a la generosa contribución de don Andrés y Esteban Fried, invitados luego por el Gran Rabino a colaborar en la conclusión de la nueva Catedral de Valdivia, lo que verifican con igual generosidad.
Don Andrés fried,  integró la Comisión Pro Construcción de la Catedral de Valdivia desde su creación en 1986, hasta su fallecimiento, en Enero de 1995; en 1987 fue elegido por el Obispo Jiménez, junto con Teófilo Grob, luterano, y el P. Gabriel Guarda, OSB, para recibir de manos de S.S. Juan Pablo II, la primera piedra de  nuestra catedral, ocasión en que pudo intercambiar una breve conversación con el papa, en polaco. En el mismo 1995, fue integrado como Miembro de la Comisión, su hermano Esteban, recibiendo en Octubre de 1998 de manos del cardenal Ángelo Sodano, junto con los demás miembros, la Gran Cruz Pro Ecclesia et Pontifice.

* ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA, se funda en Noviembre de 1899
* IGLESIA BAUTISTA, desde Marzo 1917, desempeñándose como su primer Pastor Juan Domingo Álvarez.
* IGLESIA ADVENTISTA DEL SEPTIMO DIA, desde 1920.
* IGLESIA METODISTA, desde Septiembre 1922
* IGLESIA PENTECOSTAL, fundada en 1933 con 9 fieles, siendo servida por un Pastor venido de Osorno; en Enero de 1944 arriba el Pastor Raúl Pérez García, aprobado en las conferencias anuales de Salamanca, en 1948 pastor diácono, y luego presbítero; el primer local, en la calle Domeyko, se transforma en templo con casa pastoral, construyendo después de 1960 otro en la calle Holzapfel; en Enero de 1949 funda el club de ciclista, con sede en cayumapu, Antilhue, Pufudi, Punucapa, San Javier, Corral y Los Molinos; de sus filas salen 25 pastores, fundando comunidades en Uruguay y Bolivia.
* EJERCITO DE SALVACIÓN, desde Septiembre 1936.
* CONGREGACION TESTIGOS DE JEHOVA, desde Septiembre de 1955.
* IGLESIA ALIANCISTA CRISTIANA NACIONAL, desde Julio 1963
* IGLESIA ANGLICANA, se establece en 1971
* IGLESIAS GRACIA Y PAZ, desde la segunda mitad de década 1990
* IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ULTIMOS DÍAS, Mormones

HISTORIA IGLESIA MAYOR O MATRIZ DE VALDIVIA
La catedral ha estado al frente de la Plaza de la República desde 1552 hasta el día de hoy.  Su historia comienza con la primera Eucaristía en la Epifanía celebrada el  6 de Enero de 1552, los conquistadores habían arribado en su víspera; siendo oficiantes los presbíteros Rodrigo González Marmolejo –desde 1561 Obispo de Santiago- y Luis Bonifacio, chantre de la Catedral de Chiapas, Nueva España; además de los mercedarios: Juan de Benavente y Antonio de Olmedo. La celebración solemne ocurre el 9 de Febrero de 1552, con la presencia del Conquistador de Chile, Capitán Pedro de Valdivia –Fundación de la ciudad-, en el sitio de la Iglesia Mayor; el curato, con título de archiprestazgo o vicaría foránea, es asumido canónicamente por Bonifacio el 1º de Abril de 1552 hasta 1558; con una prebenda de 1.000 pesos oro de renta, es servida por sacerdotes de mérito –al menos 25 -, entre los cuales, se cuenta: Luis Bonifacio, los canónigos Fabián Ruiz de Aguilar, Hernán Ortiz de Zúñiga y Francisco de Paredes, Agustín de Cisneros –segundo Obispo de la Imperial-, y Alonso de Aguilera, su  Gobernador.

La Iglesia Mayor es el principal templo de Valdivia, titulada Santa María la Blanca, o Nuestra Señora de las Nieves, o Santa María la Mayor. El plano la señala en un solar aislado, rodeado de cuatro calles y sendas plazas al Norte y al Sur; corresponde hoy a la mitad Norte de la Plaza (el sitio quedó en evidencia en Enero de 1907, cuando al efectuarse excavaciones en la Plaza de la República se encontraron esqueletos humanos: “es de presumir –se afirma en La Libertad, Nº 2.922- que lo que ahora es Plaza haya formado parte de algún cementerio en tiempo de los españoles”); tenía un largo 62.½ varas, con muros de piedra y cubierta de madera, según Diego de Rosales, “aunque la techumbre la consumió el fuego, las paredes se conservaron enteras por ser de piedras de lajas que con el  barro se aprietan y unen de su suerte que jamás se deshacen, ni los temporales las derriban”.
En ella tuvieron enterramiento los siguientes vecinos principales de Valdivia: Diego Nieto de Gaete y su esposa, doña Leonor Cervantes; Pedro y Cosme Gutiérrez de Altamirano; y Miguel Alonso, dotados con censos y capillanías; los primeros habían donado para su altar cálices, hostiarios, candelabros, vinajeras de plata y casullas de terciopelo y damasco; Pedro Fernández Perín, regaló una campana que costó 325 pesos en 1556, y cierto ornamento “con que se celebran los oficios divinos en la ciudad de Valdivia”, vendido al año siguiente en 500 pesos de buen oro. Antes de 1558 fue mayordomo de la fábrica de Francisco Pérez de Valenzuela y fiscal eclesiástico, en 1565, Luis Pérez; dotada de sacristán, durante unos años ejerció este cargo Martín Hernández. El plano holandés de 1643 designa el templo como “Iglesia Mayor o Gran Iglesia”.

Este templo mayor del Siglo XVI perdurará, aun, después del mega terremoto 16 Diciembre 1575, y será destruida en la carnicería que significó para Valdivia, tras el alzamiento indígena del miércoles 24 Noviembre 1599. Con el levantamiento del Fuerte Santísima Trinidad, Marzo 1602, la plaza se trasladará intramuros de éste; como sabemos, la ciudad queda abandonada hasta la llegada de le expedición holandesa de 1643, quienes levantan el plano urbano identificando los principales edificios de la arruinada Valdivia.

Con la Refundación de la ciudad en 1645, se vuelve a ocupar la Iglesia Mayor, llevada a cabo desde 1647, sin embargo, como un sino fatal que persigue al principal templo valdiviano, es consumida en el incendio general de 1655. Su reconstrucción comienza en Enero de 1672, cuando el Obispo Loyola y Vergara bendice su primera piedra “con todas las ceremonias del pontifical”; en abril se está cubriendo la Capilla Mayor, sirviendo sus funciones la Compañía de Jesús. La erigida en su reemplazo, concluida gracias a la munificencia del conde de Castellar, se incendia en Enero de 1682; seguida por el incendio de Abril de 1737, y la que reemplaza, en el incendio de Enero de 1748 (además del terremoto de 1735).
Diego Rosales, refiriéndose a la repoblación de Valdivia, y dice que el Virrey envía para las iglesias “excelentes imágenes de pincel y talla, ricos vasos sobredorados y preciosos ornamentos de seda de todos colores conforme los tiempos y festivales”; entre la platería se cita cálices, patenas, custodias, relicarios, cruces, depósitos, lámparas, tabernáculos, atriles, incensarios, navetas, vinajeras, salvillas y crismeras, la mayor parte sobredorada, ricos ornamentos, pinturas y frontales. En 1744, el Gobernador Juan Navarro Santaella, dona “tres retablos muy curiosos para el altar mayor, el de Jesús Cautivo y Nuestra Señora del Carmen” con imágenes de talla, coronas de plata, lámparas, marionetas, varales de palio y custodia del mismo metal, fuera de 14 lienzos con los apóstoles, Jesucristo y la Virgen María y un crucifijo de cuerpo entero.
A la Iglesia mayor de 1785 pasa el tesoro de la congregación del Rosario, entre cuyas preseas se enumeran las andas, un sol con sus rayos, candelabros, corona, peana y centelleros labrados, en total 443 marcos -123.690 kg.- de plata, tres ternos de collares, caravanas, prendedores y sortijas con cientos de perlas, esmeraldas y diamantes, y el gran Rosario de oro con cuentas tamaño “de aceituna”.
En 1750 hace sus veces una capilla de postería de 25 varas de largo, ordenando el fiscal Salas la construcción de una digna “para que se hagan las fiestas de tabla en la forma antiguamente acostumbrada”; recién terminada, se incendia en la víspera de su Dedicación, como la que la reemplaza, de piedra, que perece el 14 de Julio de 1770.

Frente a estas reiteradas catástrofes, motiva la Orden Real de 3 de Mayo de 1773, que pide el costo de una definitiva, en cal y ladrillo; solicitando su estudio al Ingeniero John Garland; éste propone un cañón de 50 varas de largo por 12 de ancho, con paredes estribos y cubierta de teja; tan interesante templo, llamado Catedral en 1781, durará hasta 1835.
Externamente medía 59 varas de largo por 23 de ancho, más el par de torres adosadas, con dos puertas y  diez capillas por lado, diez arcos sobre pilares de base cuadrada con medias columnas dóricas separando las tres naves; la fachada, con gradería, tenía un pórtico de tres arcos, abovedado, sobre el que cargaba el coro alto; la nave central, de 12 varas de ancho, lucía cubiertas de falsa bóveda, rematándola un retablo con la Viren del Rosario, tras el cual se situaba la sacristía; comenzada en 1785, concluyendo en 1799 (durará hasta en terremoto de 1835 y otro de 1837).
La Iglesia Mayor es destruida en el terremoto y maremoto del 7 de Noviembre de  1837, su camposanto será clausurado. Sin dejar de mencionar el saqueo brutal de los templos valdivianos, de la cual fue presa del botín de Cochrane en Febrero de 1820.

Cerca de 1848, el genio que honró a Valdivia, don Guillermo Frick Eltze, levanta la nueva Iglesia Matriz, hermoso templo de dos torres empinadas –campanarios-. Este templo sobrevivirá al incendio del 17 Diciembre 1859; una de sus torres será destruida por la fuerza del huracán de Julio 1861, al año siguiente se reconstruirá, para finalmente ser demolida tras el incendio del 17 Enero de 1864.

La nueva Iglesia Matriz, será construida entre 1871 y 1872 en 18 meses y con un presupuesto no superior a 12.000 pesos de la época, también será según diseño del sabio alemán don Guillermo Frick Eltze, era de estilo neogótica y enteramente de madera. Será destruida por la tromba marina del 26 Abril 1881 -16.15 hrs.-; “un excelente carpintero alemán” la construye; estaba techada con fierro y se construyó co la madera de “mejor calidad”.
El Obispo de la Diócesis de Ancud –de la cual dependía Valdivia  Mons. Ramón Ángel Jara vista Valdivia en 1899 y ordena, entre otras obras episcopales, la construcción de la Iglesia matriz, a cargo del Arquitecto Agustín Jara –su hermano-, además del palacio Episcopal. La celebración de sus misas se realizaban en la Iglesia San Francisco. El templo levantado por el Arquitecto Jara, será de estilo románico, hermoso y enteramente de ladrillo. Será destruido por el fuerte sismo del 13 Julio 1907.

La enorme Iglesia Matriz –y posterior primera Catedral-, era de estilo gótica, fue erigida posterior al Gran Incendio del 13 Diciembre 1909, junto al memorable y magnífico edificio de la Intendencia, neoclásica –levantado por José Betti en basa a planos de Eduardo Schott-. La Iglesia será destruida por el gran incendio de 1949. A partir del 8 Julio 1944, la antigua Iglesia Mayor, es consagrada a Catedral  por Decreto de la Santa Sede, donde Nuestra Señora del Rosario es declarada Patrona de la Diócesis de Valdivia, y Patrona de la catedral. Su fiesta patronal se celebra en Octubre -7-, Festividad instituida por el Papa Gregorio XIII en 1573 (el 2 de Octubre de 1813, el Cabildo proclama Patrona de las Armas Reales a la Virgen del Rosario, Patrona de Santa María la Blanca de Valdivia)

Posterior al incendio del 1949, se erige la hermosa Catedral neogótica según proyecto del Hno. Carmelita, Cirilo de la Cruz. Será destruida por el terremoto del domingo 22 Mayo 1960, siendo Obispo, Mons. José Manuel Santos Ascarza (1955-1983).
MONSEÑOR JOSE MANUEL SANTOS ASCARZA, fue el Guía Espiritual de los valdivianos desde 1955 hasta sus últimos años –mientras su salud le permitiera-, al menos una vez al año venía a realizar sus Retiros en la Casa de Ejercicios de la Isla Teja. El Padre José Manuel Santos fue un Carmelita Descalzo, nacido en Llay Llay, 2 Abril 1916; fallece 14 Septiembre 2007 en el Convento Carmelita de Viña del Mar. Obispo de Valdivia desde 12 Diciembre 1955-1983. Arzobispo de Concepción desde 1983 hasta el 28 Julio 1988, año en que el Papa Juan Pablo II acepta su renuncia y se retira a la vida contemplativa y claustro. El 17 Septiembre del 2007 es sepultado en la cripta de la Catedral de Concepción.

HISTORIA DE LA CATEDRAL DE VALDIVIA
En la Refundación de Valdivia, de Febrero de 1645, ordenada por el Rey Felipe IV, y a cargo del Marqués de Mancera, don Antonio Sebastián de Toledo, se realiza bajo la advocación del Dulce Nombre de María. La imagen, ubicada en la ex isla Constantino –Marqués de Mancera-, es trasladada en 1647 a la ciudad “restaurada”, su presencia en nuestra iglesia, motivó de inmediato a los valdivianos a la creación de una cofradía que fomentara su veneración.

La penúltima Catedral de Valdivia, fue totalmente destruida por el terremoto de Valdivia, el domingo 22 de Mayo de 1960. Su reconstrucción se inicia el 12 de Febrero de 1988, siendo Obispo Mons. Alejandro Jiménez Lefeble, y fue encargada a una comisión integrada por personas ilustres  de la ciudadanía valdiviana, encabezadas por el Padre Gabriel Guarda, OSB, además se constituye el Comité Pro Construcción Catedral de Valdivia (la primera piedra la entrega S.S. Juan Pablo II en Concepción, tras su visita a Chile en Abridle 1987, fue decepcionada por los valdivianos: don Andrés Fried, judío; don Teófilo Grob, luterano; y el Padre Gabriel Guarda, OSB)

Su reconstrucción demorará 10 años, y será consagrada el 9 de Octubre de 1998, con la presencia del Canciller Vaticano, S.E. Mons. Ángelo Sodano y la Conferencia Episcopal de Chile, su anfitrión fue el Obispo de Valdivia Mons. Ricardo Ezzati Andrello; junto a la presencia de S.E. el Presidente de la República Eduardo Frei Ruiz-Tagle y su esposa, Marta Larraechea, Primera Dama. Los Arquitectos encargados de la magna obra, fueron: Jorge Swinburn P., Jorge Swinburn R., Álvaro Pedraza y del constructor Carlos Zarges., y la asesoría del Padre Gabriel Guarda, OSB –en su calidad de Arquitecto, Monje e Historiador valdiviano.
A medio día del 9 de Octubre de 1998, se recobe al Legado Pontificio, Cardenal Ángelo Sodano, Secretario de Estado de la Santa Sede, acompañado por el Nuncio Apostólico, Arzobispo Mons. Piero Biggio, el Cardenal Juan Francisco Fresno, siete Arzobispos y 20 Obispos, brindándoseles la tradicional recepción fluvial. A la celebración asisten las autoridades civiles y militares, presidida por el Presidente de la República, Ministros de Estado, Embajadores e invitados especiales, finalizando con la bendición papal; el pueblo fiel aclamó al Cardenal Legado, declarado Visita Ilustre de Valdivia por el Alcalde Jorge Sabat Gozalo.
La imagen de la Patrona de Santa María la Blanca de Valdivia –Virgen Nuestra Señora del Rosario-, constituye junto al río, el símbolo más antiguo de la zarandeada ciudad de Valdivia, siendo sin duda, para nuestra ciudad una de las prendas más preciosas de la bendición de Dios (sobre la actual imagen, no hay precisión para afirmar, que corresponde a la imagen donada directamente por el Rey Felipe IV. Lo cierto es que se trata de una talla española del siglo XVII, muy bien trabajada, proveniente con seguridad de los talleres de los mejores maestros españoles de la época)

Nuestro actual templo es de estilo ecléctico con elemento y líneas arquitectónicas de las 14 Iglesias –Mayor, Matriz y Catedral- anteriores. La primera piedra la donó SS el Papa Juan Pablo II en 1987. Es obra de los Arquitectos: Jorge Swinburn Pereira, Jorge Swinburn del Río y Álvaro Pedraza. Este edificio vino a reemplazar al anterior erigido después de 1907 y derrumbada por terremoto de 1960. Fue inaugurada en 1998. Es de Cruz Latina, cuyo pie es mayor que el resto de los brazos. y dos naves con una capilla diaria inferior y nave central en el segundo nivel, rompiendo con la tipología clásica de las iglesias en Chile y sobresale la torre campanario (50 mts), que simulando una aguja gótica se eleva formando un esqueleto estructural. La advocación es a la Virgen del Rosario. También cuenta con el Museo de la Catedral con una muestra de la historia de Valdivia a través de los objetos y patrimonio religioso de nuestra ciudad.

“Terremotos, maremotos e incendios destruyeron la Iglesia Mayor de esta ciudad, una y otra vez. La que sucumbió en 1960, construida en 1911, era la número 13. Tras un cuarto de siglo con el sitio vacío, el benedictino Gabriel Guarda, historiador nacido en esta ciudad, convocó a una comisión ecuménica para erigir una nueva catedral, ya que la Iglesia Católica carecía de recursos. Judíos, luteranos de origen alemán, masones se sumaron generosamente a la iniciativa y un agnóstico, Luis Ibarboure, fue elegido presidente de la Comisión Pro Construcción. Todos sentían que la ciudad, sin catedral, estaba incompleta. La obra se terminó en 1998. El padre Guarda, arquitecto él mismo, promovió la idea de un templo de imagen tradicional; en el camino quedaron proyectos modernos de baja altura. Insistió en la arquitectura sencilla de las iglesias sureñas, marcada por los galpones de la zona, pero potenciando sus rasgos para darle la altura y dignidad propias de una catedral. Con esa tarea, decidimos ocupar el sitio completo, porque es pequeño. Se asciende al templo, a su gran pórtico techado y abierto a la plaza, dejando abajo un piso zócalo que contiene la sacristía y las dependencias parroquiales. Así logramos un espacio interior importante. Al cuerpo central no le dejamos ventanas –a diferencia de la arquitectura cotidiana– para marcar su misterio; toda la luz natural se concentra sobre el altar. La comunidad, por temor a los incendios, no quiso la materialidad que propusimos –maderas, sino hormigón armado y fierro, aunque en su estructura a la vista, de perfiles tubulares sobredimensionados, le rendimos homenaje a esa tradición local. La asismicidad fue otra demanda específica, lo que implicó la participación de ingenieros desde el inicio del proyecto. Desde Alemania viajaron fabricantes de campanas, para que el sonido de las tres nuevas fuera armónico con las dos antiguas; desde España vino un vitralista y artistas locales, Juan Echenique y Alejandra Izquierdo, pintaron la imaginería. La planta es de cruz latina –la misma que trajeron los misioneros europeos a la zona– y se amplía gracias a una tribuna de 300 m2 que circunda el espacio. Su orden culmina en el crucero, elevado en tres gradas, el que contiene al presbiterio, el altar y la cátedra del obispo. Sobre este punto central se eleva la torre del campanario mirador que, a instancias del padre Guarda, se eleva 50 metros como hito de la ciudad. En su cúspide remata con la Cruz de San Andrés y la cruz de la Evangelización, conmemorando los 500 años de la evangelización de América.
El altar, catedralicio, contiene reliquias de santos, confesores y vírgenes, y fue consagrado según el antiguo rito pontifical específico para estos lugares de culto”

HISTORIA & CONSTRUCCION
“Catorce catedrales ha tenido Valdivia a lo largo de su historia. Todas ellas han sido destruidas por catástrofes de diferente índole, desde el lejano 1552 hasta 1960, año en que el terremoto destruyó por completo el principal templo de la Iglesia Católica. El 21 de mayo de 1960 la vieja Catedral valdiviana se desplomó por completo y tan sólo quedó un muro de ladrillos. Se debió esperar 38 años para que los valdivianos vean erigir un nuevo templo, de hecho la Catedral se ha convertido en el símbolo de la reconstrucción post terremoto en la ciudad. La antigua Catedral estaba construida básicamente de ladrillos y no tenía las firmes estructuras de fierro de otros edificios. Fue levantada entre 1899 a 1908 sobre los planos confeccionados por el sacerdote arquitecto Agustín Jara y modificados tras el gran incendio de 1909. El movimiento 9,5 en la escala de Richter la derrumbó por completo e incluso dañó a los santos, y la imagen de la Virgen del Rosario -patrona de Valdivia desde el siglo XVII- debió ser enviada a Santiago para su restauración y hoy está en el templo. Tras el desastre, el obispo de ese entonces, Manuel Santos Ascarza, se preocupó en ayudar en la reconstrucción de otras iglesias de la provincia que también se vieron afectadas por el terremoto. Levantar una nueva Catedral se hizo costoso y se optó por tener como principal templo a un edificio de madera que por años fue denominado despectivamente el "galpón". El único vestigio del viejo templo fue la muralla de ladrillos que permaneció en pie y una campana que se ubicó en el mismo. En 1983 asumió como nuevo obispo de la Diócesis de Valdivia Alejandro Jiménez Lafeble, un hombre con carisma y que con el tiempo instigó a los valdivianos a asumir la aventura de levantar una nueva Catedral. El obispo Jiménez en uno de sus escritos señaló que "la Catedral representa la unidad de un pueblo: en la fe, la oración y el espíritu... Cada piedra y cada tabla de esta Catedral será signo de unidad y fraternidad entre todos nosotros". Era el tiempo que Valdivia se sacudía de la modorra que dejó el terremoto. En 1987 se da el vamos a una Comisión Pro Construcción integrada por el obispo Jiménez, y los valdivianos Víctor Kunstmann, Santiago Gaete, Joaquín Holzapfel, Santiago Guarda, Gabriel Guarda, Luis Ibarboure, Arnoldo Michaelis, José Taboada, Teófilo Grob, Andrés Fried, Raúl Basso, Gonzalo Estévez y Carlos Guarda. Con el tiempo se sumó Esteban Fried. Este fue un grupo muy particular, pues estaba integrado no sólo por católicos, sino que también por luteranos, judíos y masones. Carlos Guarda, uno de los integrantes, recordó que cuando fueron a Concepción en 1987 a recibir la primera piedra del templo de manos del papa Juan Pablo II le comentaron el caso. El Papa esbozó una sonrisa de satisfacción y se refirió que aquello era un ejemplo de lo que el ecumenismo podía lograr la educación. Los creadores de la Catedral actual son Jorge Swinburn, Álvaro Pedraza y Jorge Swinburn del Río. La construcción como tal comenzó en 1988 y la idea preliminar era inaugurar el templo en 1992, pero los problemas financieros fueron pan de cada día. Hubo momentos difíciles, pero que se superaron. Un momento triste fue la renuncia por enfermedad de Monseñor Jiménez y su posterior deceso. Un digno sucesor del motor de esta respuesta fue Monseñor Ricardo Ezzati, quien dejó trabajar sin problemas a la comisión. Por fin el 9 de octubre de 1998 se inauguró la Catedral. Valdivia fue visitada por el presidente Eduardo Frei y su esposa, además del Nuncio Apostólico Ángelo Sodano, el cardenal Carlos Oviedo y varias autoridades quienes bendijeron el fruto de más de diez años de esfuerzo. Fue un día de fiesta, muchos recuerdan cuando el S.E. Vaticano Ángelo Sodano llegó por el río y subió por el paseo Libertad rumbo al templo, tal como se hacía con los grandes personajes de la época colonial. Valdivia ha tenido catorce catedrales en el mismo tiempo que París ha tenido una, eso demuestra el espíritu de empuje de los valdivianos y hace valorar aún más la pertenencia a esta tierra.

Angustias y Milagros
Hubo momentos complicados al construir el actual templo, principalmente por la falta de dinero, ya que el crédito que pidió la Comisión Pro Construcción estaba copado y las deudas eran un verdadero dolor de cabeza. En 1995, seis años después de iniciada la construcción, la situación fue crítica, al punto de parar la obra. Algunos no estaban de acuerdo, hubo polémica al interior de la misma comisión, pero como se trataba de la "casa de Dios", tampoco podían faltar los milagros. Ese ‘milagro’ se hizo posible en mayo de 1995 cuando se anunció un aporte de 200 millones de pesos para la construcción del templo. Se trataba de un dinero que dejó en herencia el hombre público Carlos Vial Espantoso. Raúl Basso, uno de los integrantes de esta comisión, recuerda que Carlos Guarda, hermano del padre Gabriel Guarda, lo llamó y antes de darle la noticia de la millonaria suma le pidió que se sentara. ‘Eso nos salvó y posibilitó terminar la obra’ sentenció Raúl Basso. La entrega del cheque la hizo el Diputado Maximiano Errázuriz el 14 de marzo de 1996. Errázuriz era el albacea de la herencia de Carlos Vial Espantoso y entregó el cheque ante la notario Carmen Podlech y los miembros de la comisión. El parlamentario se dio el tiempo de bromear y dijo que entregaría "un cheque más grande, debido a la tardanza en hacerlo" y presentó un cheque grande de televisión. Raúl Basso recordó también que en un momento no tenían dinero y estaban sobregirados, incluso el compromiso con el banco Santander era cubrirle el sobregiro todos los meses y les faltaban 250 mil pesos. Señaló que con los miembros del comité no sabían de donde sacar el dinero hasta que apareció el obispo Alejandro Jiménez que rápidamente le pasó un sobre y salió raudo a oficiar una misa. El sobre contenía 250 mil pesos ni más ni menos. Con ayudas como esas y con el esfuerzo de cada valdiviano, pues hay que recordar que había alcancías en el comercio para que cada uno aportara una moneda, se fue levantando la Catedral hasta llegar a lo que es hoy”

DESCRIPCION DE LA CATEDRAL
“La plaza de La República, ocupa un espacio rectangular en el que concurren, además de las calles perimetrales convencionales, una avenida y un paseo peatonal que la intersectan en sus caras oriente y poniente respectivamente. Es un lugar ligeramente elevado respecto de la ciudad, lo que permite que las edificaciones de su entorno adquieran cierta predominancia visual. En la intersección del paseo peatonal Libertad y la calle O'Higgins se ha emplazado la catedral de Valdivia, obra de los arquitectos Jorge Swinburn Pereira, Jorge Swinburn del Río y Álvaro Pedraza, cuya edificación se inició el año 1988 y aún se encuentra en proceso de construcción. Se trata de una propuesta que se debate en torno a dos principios: Por una parte sus referencias contextuales, como la torre del campanario, que con sus 50 m. de alto se yergue reproduciendo un elemento formal que se repite en diversos sectores de la ciudad y a distintas escalas. Por la otra, una ruptura de ciertos cánones tipológicos propios de la arquitectura religiosa; así tenemos la superposición de dos naves, una capilla "diaria" en el piso inferior y la catedral propiamente tal en el nivel superior; una tribuna perimetral que a la manera de un teatro circunda la nave de la catedral; una pasarela elevada que discurre por el eje de las naves hasta unirse en un punto encima del presbiterio desde el que se asciende a la torre del campanario. Se trata de una iglesia en cruz latina, que respeta en gran medida la disposición espacial propia de este tipo de edificio: una nave principal, flanqueada por intercolumnios que dividen las naves laterales y otras dos transversales que conforman el transepto ocupado por el presbiterio. Dada la existencia de dos niveles, su acceso recurre a la creación de un espacio abierto, a la manera de un lobby exterior al que se ingresa desde el lado de la plaza. Frente a la puerta principal, se halla el ingreso a la nave inferior, en tanto que a sus lados parten sendas escaleras dispuestas simétricamente dirigiendo el recorrido hacia la nave superior.
La nave superior o "capilla catedral" concentra la mayor parte de los 800 m2 de superficie que ocupa la catedral en tanto que las naves transversales son reducidas al mínimo. El presbiterio ocupa la totalidad del transepto y consiste en una plataforma cuadrangular con las esquinas recortadas a 45º, elevada a 35 cm. del nivel de la nave; el altar ocupa la parte central del presbiterio, y su eje longitudinal coincide con el de las naves transversales.
Una estructura metálica exenta, que continúa la disposición de las columnas del nivel inferior, soporta la cubierta y se dispone formando un rectángulo que inscribe la nave y un cuadrángulo que inscribe el presbiterio. El espacio que separa la estructura de los muros es ocupada por una tribuna que gira por todo el contorno interior de la catedral. Una pasarela que casi acaricia las cumbreras, ocupa los ejes de la nave central y las transversales, para unirse sobre el presbiterio desde donde parte una escalera caracol que asciende hasta la cúspide de la torre, a través de las tres plataformas - mirador que dominan el panorama valdiviano.
La nave inferior o ‘capilla diaria’ actúa como un enorme zócalo de 3 m. de altura, y la disposición estructural de sus columnatas de hormigón armado responde a lo previsto para la nave catedral. Ocupa cerca a 3/4 partes de la superior, con el mismo ancho que ésta y un largo algo menor, pues en el muro testero se halla la sacristía y más adelante dos velatorios y una cripta. Las comunicaciones verticales incluyen, además de las escaleras principales, otras exteriores y una rampa que conecta los velatorios ocupando uno de los ambulatorios.
Exteriormente asemeja una estrecha nave con techo a dos aguas, a la que se adosan volúmenes menores que apenas afectan su forma; así tenemos: las naves laterales; las naves transversales; una especie de marco al frente y otro similar que hace de ábside. El elemento protagónico de este edificio es la torre del campanario, que a la manera de un aguja gótica se eleva formando con su cuerpo una suerte de esqueleto estructural. En conjunto, esta obra señala un deseo de acercar al feligrés a un contacto con las alturas, a través de la verticalidad visual del conjunto y un recorrido aéreo ajeno a la cotidianeidad de los mortales"

**NOTA
ESTE TRABAJO ESTÁ SUJETO A MODIFICACIÓN Y ATENTO A VUESTRA COLABORACIÓN. 
LOS DETALLES, FUENTES  Y ANTECEDENTES PERSONALES SON RESGUARDOS DEL AUTOR.
SI USTED COPIA ESTE MATERIAL DEBE CITAR LA FUENTE:
http://historiadevaldivia-chile.blogspot.com [HISTORIA DE VALDIVIA-CHILE]


Fuente:
* Colegio Laura Vicuña de Valdivia. http://www.fmachile.org
* Colegio Nuestra Señora del Carmen Valdivia. http://www.cnscvaldivia.cl
* María Auxiliadora de Valdivia. http://mavaldivia.fmachile.org
* Instituto Salesiano de Valdivia. http://www.salesianosvaldivia.cl
* Iglesia Luterana de Valdivia. http://www.iglesialuteranavaldivia.cl
* Julio César Avendaño. Recopilación Personal. http://historiadevaldivia-chile.blogspot.com
* Fernando Pérez. Facultad de Arquitectura y Bellas Artes. 1994. http://www.uc.cl
* Nueva Historia de Valdivia. P. Gabriel Guarda, OSB. Ediciones Universidad Católica de Chile, 2001
* Diócesis de Valdivia. http://www.obispadodevaldivia.cl
* Lirio Austral. http://lirioaustral.blogspot.com
* Tu Arcoiris. Boletín Nº 4, 2006. http://www.iglesia.cl
* Hermanos Menores Capuchinos de Chile. http://www.capuchinos.cl
* Diario El Mercurio, 5/09/2005
* Diario  Austral de Valdivia, 23/09/2005